Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 febrero 2016 1 15 /02 /febrero /2016 13:48
EL MAYOR SECUESTRO DE DONOSTIARRAS, O COMO VIAJAR GRATIS A PARIS

       El 12 de Agosto de 1887, nuestra ciudad era cortesmente visitada por una imponente máquina de guerra. Se trataba del flamante y poderoso acorazado francés L'Ocèan, de más de 7000 toneladas, que había recibido orden del Presidente de la vecina República, de cumplimentar y rendir honores a la reina regente, de veraneo en nuestra ciudad.

 

       El buque fondeó frente al monte Urgull, a una milla y media de la costa aproximadamente, tras cumplir con el acostumbrado ritual de saludo a la plaza con las 21 salvas de cañón. Fue en este momento cuando la visita empezó a torcerse. Incomprensiblemente, la respuesta de las baterías del castillo se hizo esperar más de cinco horas.

 

      Pelillos a la mar, pensaría el orgulloso comandante de la nave Mr. Fleuriais, quien tras enviar su tarjeta de visita a todas las autoridades civiles y militares, saludó en persona a la reina regente a la llegada de esta a la estación del Norte, y posteriormente en el mismo palacio de Ayete. El de Miramar aún no se había construido.

 

       Lo lógico es que las autoridades devuelvan la visita por cortesía, que no por obligación, al no ser San Sebastián, en ese momento, una plaza catalogada como de guerra, por lo que el comandante francés esperó pacientemente a bordo la aparición de alguna autoridad, ya sea municipal, política y/o militar. Pero para su desesperación, sólo tenía a su alrededor una marabunta de botes a remo y veleritos de todo tipo llenos de curiosos, que eran cortesmente invitados a subir a bordo, y una vez en cubierta convenientemente agasajados.

 

       Algunos de esos botes chocaron incluso contra el oscuro casco del acorazado, teniendo que  ser  rescatados una señora y un caballero de las frías aguas del mar Cantábrico. Al estar fondeado en mar abierto como consecuencia de su gran tonelaje, el oleaje era más fuerte que el que se puede encontrar dentro de la Bahía de La Concha.

 

       La ciudad se encontraba inmersa en su semana más importante de fiestas, con las grandes corridas de toros, particularmente la del día 15, que ese año trajo a nuestras calles casi 10.000 súbditos del otro lado del Bidasoa. Los paseos se encontraban abarrotados de paseantes, los cafés con un lleno hasta la bandera. Qué mejor plan que alquilar un bote con remero incluido, y visitar, curiosos, esa enorme mole de hierro y acero. Un plan diferente y atractivo debieron pensar los integrantes de la cuadrilla de Pedro Baztán, que ni cortos ni perezosos se fueron acercando a fuerza de remo, tolete y estrobo al oscuro navío.

 

       Una vez en su cubierta, es fácil adivinar que sus ojos no diesen abasto para captar todo lo nuevo que ante ellos discurría. Desde la cubierta del acorazado seguramente vieron cómo se hacían señales con un potente proyector hacia la costa en repetidas ocasiones. Seguramente escucharon alguna frase malsonante en el idioma de los galos, que es posible no entendieran. Y así una larga serie de detalles, que para una persona ajena a los quehaceres y costumbres de las armadas, pudieron parecer rutinarias y curiosas.

 

       Lo que seguramente más les chocó fue el ver cómo se retiraba la escalinata de acceso al buque, por la que hacía poco más de una hora habían subido, y que el ancla fuese ruidosamente izada desde los reinos de Neptuno. Me figuro que se preguntarían también el por qué se disparó un potente cañonazo de aviso a la plaza, y cómo es que la chimenea comenzó a sacar más y más humo negro, al mismo tiempo que las máquinas, inesperadamente revolucionadas, comenzaron a desplazar al inmenso buque.

 

       Las protestas no les sirvieron de nada. El navío abandonaba inesperadamente, sin aviso previo, la plaza de San Sebastián, que tan descortesmente les había recibido. Bueno, avisar si lo hizo, con el preceptivo y reglamentario disparo de cañón que antes hemos comentado.

 

       Estos involuntarios pasajeros fueron correctamente tratados durante la travesía.

 

       Desembarcaron en la base naval de Cherbourg, donde fueron recibidos por el cónsul español, previamente avisado de lo acontecido. Este los envío a Paris con los gastos pagados y una vez en la capital francesa, el embajador español en persona se encargó de su repatriación, nuevamente, con todos los gastos pagados. Regresaron a San Sebastián, tras su paseo en bote de cinco días, el 21 de Agosto.

 

       Las investigaciones posteriores de lo ocurrido, indican claramente que el comandante Fleuriais se enfadó por la falta de cortesía de las autoridades presentes en nuestra ciudad. Y que además, tras haber pedido insistentemente gracias a las señales luminosas de sus potentes focos eléctricos, que se mandara una embarcación para devolver a los invitados presentes en el buque, y ver que estas fueron ignoradas, decidió tomar la "tangente del medio". Disparo de cortesía, que su educación nunca quedase en entredicho, y "Adieu".

 

       Oficialmente no ocurrió nada fuera del orden normal de las cosas.

       Los gobiernos español y francés nunca se pidieron explicación alguna.

 

       Los donostiarras agraciados con el premio de una visita gratuita por Paris fueron:

 

       Braulio García, Pedro Baztán, José Sarriegui, José Ayestarán, Francisco Muñagorri, Miguel Mocoroa, José Sorondo Y Jesús N.

 

       Fdo. José María Leclercq.

 

       Datos extraídos de La Voz de Guipúzcoa, ediciones del 13 al 22 de Agosto de 1887.

Compartir este post

Repost 0
Published by comedurasdetarro - en HISTORIA de SAN SEBASTIÁN
Comenta este artículo

Comentarios

De Qué Va Esto?

  • : PONIENDO ROSTROS
  • PONIENDO ROSTROS
  • : CURIOSIDADES Y FOTOGRAFIAS RELACIONADAS CON LA HISTORIA ANECDOTAS DE MI CIUDAD SAN SEBASTIAN ARTICULOS E INVESTIGACIONES SOBRE TEMAS HISTÓRICOS DEL CASTILLO DE LA MOTA DE SAN SEBASTIAN - DONOSTIA.
  • Contacto

Me Presento

  • comedurasdetarro
  • Mi Nombre:
JOSÉ MARÍA LECLERCQ SÁIZ
Arqueólogo por titulación, historiador por afición.
  • Mi Nombre: JOSÉ MARÍA LECLERCQ SÁIZ Arqueólogo por titulación, historiador por afición.

COLABORACIONES CON MEDIOS

220px-Captain Sir George Ralph Collier

He sido invitado al programa "La Mecánica del Caracol" de Radio Euskadi, para aportar mi visión diferente del Asedio de San Sebastián de 1813 y del Cementerio de los Ingleses del Monte Urgull de la Capital donostiarra.

 

Aquí os dejo el enlace: (es a partir del minuto 26)

 

http://audios.ak.cdn.eitb.com/multimedia/audios/2013/09/05/1183446/20130905_17290709_0006216797_002_001_MECANICA_5_9.mp3?__utma=197087544.815877857.1378409429.1378409429.1378454323.2&__utmb=197087544.2.10.1378454323&__utmc=197087544&__utmx=-&__utmz=197087544.1378454323.2.2.utmcsr=eitb.com|utmccn=%28referral%29|utmcmd=referral|utmcct=/es/radio/radio-euskadi/programas/la-mecanica-del-caracol/&__utmv=-&__utmk=131552463

Busca Y Encontrarás

Páginas