Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 noviembre 2012 7 11 /11 /noviembre /2012 12:06

NUESTRO PERSONAJE

 

matías de lamadrid

 

             Matías Ignacio de Lamadrid y Manrique de la Vega, en la fotografía junto a su esposa y una sobrina, nació en Bárcena de Campos (Palencia), el año 1792. Rápidamente ingresó en el ejército, siendo cadete del Regimiento de Infantería de la Concepción el año 1810. Participó en la defensa de Málaga, y recibió el grado de Teniente durante esta acción bélica. Este regimiento de deshizo ese mismo año de 1810, continuando la defensa de su patria en la Serranía de Ronda, como un guerrillero de tantos.

 

             En Agosto de 1810, es destinado como Teniente gracias  a la intervención del entonces brigadier Porlier, en el regimiento 1º de Cantabria.

 

             De todas estas andanzas bélicas que lo llevaron por media España, nació de su puño y letra un libro de memorias, en el que describe sus andanzas y acontecimientos que vio y en muchos casos padeció.

 

             Falleció en 1879 en la localidad Cántabra de Potes.

 

LA PUBLICACIÓN

 

oficial guerra independencia            Estas memorias han sido recientemente rescatadas gracias al historiador palentino José Luis Sánchez, quien ha participado en la transcripción de los manuscritos, y por consiguiente en la publicación de "Diario de un Oficial en la Guerra de Independencia (1813 - 1814), publicado por Región Editorial S.L. el año 2009, y que desde aquí recomiendo a todos mis lectores.

 

             No hay mejores narraciones y descripciones que las sacadas de las memorias de los testigos que vieron y sufrieron esos acontecimientos. Son descripciones reales, sin muchas licencias narrativas, que nos sumergen en unos mundos y tiempos ya pasados.

 

             Destacaré los detalles que nos incumben a los donostiarras en particular, ya que nuestro Teniente estuvo en alguna ocasión presenciando el bombardeo de la ciudad en directo.

 

MI INTRODUCCIÓN

 

             Agradezco a Roberto Vaquero, estudioso de las Guerras Napoleónicas, como yo, su información sobre este libro, que ha logrado captarme y ponerme manos a la obra para realizar el presente estudio.

 

             Este trabajo, lo articularé de la siguiente manera. Expondré cronológicamente los acontecimientos y hechos que nos interesan, mencionados por el teniente, extendiéndome en los que entiendo son más interesantes y aportan detalles sobre nuestra pequeña pero intensa y dramática historia.

 

MEMORIAS DEL TENIENTE MATÍAS DE LAMADRID

 

3 de Agosto.  

 

             "De San Sebastián se ha oído por la mañana bastante fuego, y por la tarde poco".

 

4 de Agosto.  

 

             "De San Sebastián se ha sentido mucho fuego".

 

5 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián mucho fuego".

 

6 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián se ha oído algo de fuego".

 

7 de Agosto. 

 

             "De San Sebastián no he oído fuego, bien como esta villa está algo en hondo con respecto a aquella ciudad no es extraño aún cuando le haya habido como es regular".

 

             Estos detalles son interesantes, ya que nuestro Teniente se encontraba a nada menos que 20 kilómetros de San Sebastián - Donostia, entre las ciudades de Irún y Fuenterrabía. El hecho de oírse el estruendo de la artillería a tan largas distancias es un detalle esclarecedor de la magnitud del bombardeo y de su horrorosa y espantosa espectacularidad, por calificarlo de alguna manera.

 

9 de Agosto. 

 

             "Nada se oye en San Sebastián".

 

11 de Agosto.

 

             En esta fecha pasa por Oyarzun, y describe lo que ve de la siguiente manera:

 

             "Una legua más acá de esta villa hay un campamento inglés bastante grande. Precisamente pasé por junto a él (está a los lados del camino) a las once de la mañana, y parecía una población: Las gallinas cacareaban, los gallos se contestaban, etc".

 

             En esta población se encontraba el cuartel general de Graham, y desde sus alturas describe lo que ve de San Sebastián:

 

             "(...) a San Sebastián o, por mejor decir, sólo al castillo, porque impedía ver lo demás el espeso humo que había del gran fuego de sitiadores y sitiados".

 

SAN SEBASTIAN EL 31 DE AGOSTO

 

             En el grabado superior, se puede ver la modificación realizada con ordenador sobre la acuarela de Fernando Hierro.

 

             El empleo de el tipo de pólvora de la época para artillería y fusilería, ocasionaba unas grandes humaredas que en muchos casos impedían y dificultaban a los oficiales el ver los campos de batalla. Hay varias descripciones de testigos que, en varios momentos del asedio, describen situaciones similares, como por ejemplo la visión de los buques británicos bombardeando el castillo entre una intensa nube de humo.

 

12 de Agosto. 

 

             "En la orden de hoy se despedía al General Castaños, da a reconocer por General Jefe del IV Ejército al Mariscal de Campo D. Manuel Freire, su sucesor (...) A Freire le hacen muy bueno, por malo que fuese siempre sería mejor que Castaños".

 

             "En San Sebastián bastante fuego".

 

             Es interesante este detalle en el que critica abiertamente al hoy en día controvertido General Castaños, héroe de Bailen. No parece estar muy contento con el desarrollo de su mandato. La actuación de este mando militar, hasta ahora sin mácula alguna, está siendo víctima de un sistemático ataque en estos tiempos por parte de un grupo de "historiadores", que más allá de hacer una interpretación aséptica de la historia, prefieren subordinar ésta a sus intereses políticos, tergiversando sus conclusiones finales, envenenadas por una situación coyuntural en nada extrapolable a los tiempos históricos en que nos movemos. Me estoy refiriendo a los que le acusan, aprovechándose de las próximas celebraciones del 200 aniversario, de ser el responsable de ordenar la quema de nuestra ciudad.

 

             Yo no voy a ser quien rompa lanza alguna en favor o en contra de este general, simplemente me limitaré a exponer este detalle de la memoria de de Lamadrid, dejando al lector libertad para llegar a su propias conclusiones.

 

13 de Agosto. 

 

             "En San Sebastián bastante fuego".

 

15 de Agosto.

 

             "Por la mañana hubo en San Sebastián, con motivo de ser hoy San Napoleón, una gran salva, que repitieron al mediodía, y por la tarde, y sentí perfectamente la que a esta hora hicieron en Bayona, que fue muy duradera. El estar el horizonte un poco enmarañado me impidió viese bien esta ciudad. Los sitiadores de San Sebastián también hicieron unas salvas con más profusión de la que querrían los sitiados. Toda la noche hubo mucho fuego".

 

16 de Agosto. 

 

             "En San Sebastián mediano fuego por el día, en la noche mucho".

 

17 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián bastante fuego".

 

18 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián mucho fuego".

 

19 de Agosto. 

 

             "En San Sebastián sigue el mismo fuego".

 

20 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián ha habido mucho fuego. Por la mañana hizo bastante el castillo. Por la tarde fue muy grande de ambas partes, en conformidad de oírse constantemente a lo menos una hora. A Pasajes a llegado una escuadra inglesa con mucha tropa de desembarco A medio día estuvo aquí el Lord Duque de Ciudad Rodrigo con el príncipe heredero de Orange, Graham y otros personajes, reconociendo todas estas posiciones y las de Francia. Sacaron sus mapas, etc".

 

             "Wellington es bastante alto, algo seco, nariz larga y feo".

 

             Sobre la "sequedad" del Duque de Ciudad Rodrigo, apostillaré que se trata de una manera de describir a alguien flaco.

 

21 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián no hubo tanto fuego como ayer".

 

22 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián como ayer".

 

23 de Agosto.  

 

            "El fuego de San  Sebastián mediano".

 

24 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián un fuego regular".

 

25 de Agosto.  

 

              "Por la mañana se sintió bastante fuego en San Sebastián. Pasó por esta villa (se refiere a Oyarzun) la brigada portuguesa que estaba junto a la peña de las Cuatro Coronas (...) Es buena gente".

 

             Seguidamente hace una reflexión sobre las relaciones entre los tres ejércitos aliados, en las que refleja las tensiones existentes, sobre todo como consecuencia del proceder británico. Pero escuchemos mejor a nuestro Teniente describir primeramente como se relacionan los ingleses con los portugueses:

 

             "Los portugueses no se diferencian de los ingleses más que en vestir uniforme, aquel como nosotros, en vez que estos le traen encarnado, no siendo tropa ligera. En todo lo demás siguen la táctica y ordenanzas inglesas. Todos los generales que tienen son ingleses y lo mismo los más de los jefes, de modo que portugueses son sólo los soldados y oficiales hasta capitán. (...) A los portugueses les tratan con mucho desprecio, por lo que al verse mandados por ellos en todo los tienen desesperados".

 

             A continuación llegan los problemas con las tropas españolas, que a la mínima se solucionan de manera expeditiva. Escuchémosle:

 

             "El inglés es muy orgulloso, y como tiene motivos para ello, y nosotros no menos, hay muchas cuchilladas en particular, en que no sacamos la peor parte, con cuyos desengaños bastantes los cuales, nos miran ya con mucha consideración".

 

             Empieza la preparación para el asalto definitivo a la ciudad con un bombardeo impresionante que destroza aún más las murallas, y ensancha las brechas existentes. Es muy probable que hasta entrada la I Guerra Mundial, con sus bombardeos masivos, que la ciudad de San Sebastián fuese el punto más intensamente bombardeado en toda la historia hasta el siglo XX, récord que sigue ostentando si nos limitamos a ejércitos no modernos.

 

26 de Agosto. 

 

             "En San Sebastián ha habido un fuego de brecha, el más terrible. En un cuarto de hora conté distintamente ochocientos cañonazos sin otros que por dispararse a un tiempo no podían distinguirse. Parece se abrió algo más la que había, y han empezado a hacerse atrás".

 

             "Por la noche tomaron los ingleses la islilla de Santa Catalina (sic), donde se establecieron, habiendo en ella cogido el pequeño destacamento de franceses que había en ella".

 

OILILY048     

             Lógicamente se refiere a la isla de Santa Clara, y a la toma del destacamento de 25 soldados franceses que la defendieron, mucho más encarnizadamente que lo que hasta ahora nos han descrito las crónicas. Pero no me extiendo, ya que este episodio de nuestra historia lo relataré en otro trabajo.

 

             "Estando en el servicio pasó Wellington con otros tres, y un ordenanza venía de San Sebastián e iba a Lesaca".

 

27 de Agosto. 

 

             "Desde el camino se ve perfectamente el terrible fuego de brecha que hay en San Sebastián, y excede al de ayer, lo que parece imposible. Sólo el castillo por estar en alto se descubría porque lo demás de la ciudad lo ocultaba el denso humo, que aunque desaparecía algunas veces obligado del viento, volvían luego a reponerle las horribles descargas que sin interrupción sonaban. Por la tarde continua el mismo fuego. El castillo ni dispara ni es disparado".

 

             Todos estos acontecimientos que se están desarrollando y que solamente pueden ver y oir dese la distancia ocasionan que la curiosidad venza, y nuestro Matías sucumba a ella, acercándose con otros compañeros oficiales a contemplar el sitio. Si el lector tiene la facultad de poder imbuirse completamente en la narración, que lo haga. Tuvo que ser algo verdaderamente espeluznante. Escuchemos:

 

28 de Agosto.

 

             "Fui con cinco oficiales a ver el sitio de San Sebastián. El camino malísimo, por lo que volvimos por Oyarzun. (...) A la salida de Pasajes estaba un regimiento inglés formado en columna y su música es la mejor que he oído de ellos. (...) estaban desembarcando los ingleses innumerables balas de cañón, bombas, barriles, etc, que conducen al sitio multitud de carros portugueses que hacen de brigada para esto y otros acarreamientos. Vienen los bueyes no por las astas sino por el pescuezo, como si fueran mulas".

 

000867

 

             "Para percibir y enterarnos mejor de todo, nos subimos a la grande altura que está de la plaza un tiro de cañón por la parte de Rentería y desde cuya elevación todo se veía (con toda seguridad se está refiriendo al monte Ulía). Los aliados tienen sus grandes baterías de artillería gruesa, cuatro en El Arenal, y dos en las alturas, frente al puerto (se refiere a las de San Bartolomé). Las de El Arenal han abierto una brecha grandísima y es poca la muralla que por esta parte está en pie. No me paré en contar las piezas que tienen, pero son muchas y muy inmediatas ya las más avanzadas a la muralla, de que sólo las separa el pequeño Urumea".

 

             "Hoy han hecho el fuego más espantoso contra el Revellín de la misma cortina y es prodigiosa su puntería. Constantemente se veían desmoronándolo ocho, diez o más balas (de a 36 las unas o todas) que levantaban gran polvareda y hacían saltar las piedras a mucha distancia. Si alguna iba un poco alta hacía un estrago lastimoso en las casas, que hay ya muchísimas por tierra, en toda la extensión de la brecha. Es rarísimo el tejado que no esté acribillado, y casi la tercera parte de la ciudad es escombro".

 

002413         

             "No vi ningún paisano (estos están en la parte más inmediata a la altura, y en la iglesia mayor, que es donde ha padecido poco) ni francés, bien raros, y sólo al mediar las guardias se presentan más".

 

             Queda claro que los pobres donostiarras se refugiaban durante los bombardeos en la Basílica de Santa María y zonas aledañas, ya que por la descripción de Matías son las menos castigadas por las bombas aliadas. Sobre el estado de la ciudad, ya lo describe como deplorable, con los lógicos destrozos ocasionados por un intenso y continuo bombardeo. Muchas veces se menciona el incendio de la ciudad como causante de su total destrucción, pero realmente es de suponer que gran parte de ella no fuera más que un montón de ruinas en el momento de la entrada de los anglo portugueses, principalmente en las zonas más expuestas a sufrir impactos por encontrarse cerca de objetivos militares.

 

             Es curioso señalar que la artillería aliada fue bastante considerada para con los pobres donostiarras y sus haciendas, no impactando sobre la ciudad más que con los disparos errados. Es un detalle curioso, en contraposición a los hechos que más tarde se desarrollarían y mancharían el honor de las tropas aliadas.

 

             "A eso del mediodía dirigen sus tiros las baterías de las alturas al revellín (antes lo hacían contra la puerta de tierra), con lo que se desbarataba aún más. Los enemigos contestaban no mucho desde el castillo, Mirador y baterías del muelle, aunque con buen tino. Además de las baterías dichas tienen los portugueses varios morteros en El Arenal con los que ponen como con la mano las más de las bombas dentro del Castillo, donde prendieron dos veces fuego, que inmediatamente apagaron".

 

             La siguiente descripción no es clara en cuanto al lugar exacto donde se desarrolla, ya que puede tratarse del Cubo Imperial del frente de tierra, de la batería del Mirador, o del macho del Castillo. Personalmente me inclino por el Cubo Imperial. Oigamos:

 

             "Junto a la bandera está un señor que luego que ve salir la bomba da una gran voz y se oculta, pero una que cayó muy cerca de él sin duda se lo llevó, porque tardo en presentarse".

 

Este detalle del "encargado" de dar la alarma será nuevamente utilizado por la ciudad durante los asedios a que se verá sometida durante las guerras carlistas. Incluso se construirá una campana en la parte del macho del Castillo con ese fín.

 

             "En la altura que  estaba viendo toda la función, en lo más elevado, hay dos grandísimos obuses que lanzan unas terribles granadas al Mirador, y algunas al Castillo. Al dispararlas era tal el estruendo que parecía nos arrancaba el alma, y nos dejaba casi sordos".

 

             El estruendo tenía que ser realmente espeluznante, ya que hay que señalar que estos disparos se escuchaban incluso en la población francesa de San Juan De Luz, estando reflejados en los partes de su Comandante del Puerto, M. Depogé.

 

             "Hacia la Puerta de Tierra, estaban haciendo los aliados una batería muy próxima a la ciudad, y era contra la cual más fuego hacían los franceses, que tenían ya formada la mitad. En los caminos cubiertos de la misma parte no dejó cesó de tirotearse la infantería, a veces a descargas".

 

             Finalmente nos deja una reflexión de lo visto ese día:

 

             "Todo el conjunto de cosas es lo más horroroso del mundo. El incesante fuego de las granadas, baterías aliadas, y el de la Plaza, y cuyo horrible estruendo le aumenta la repetición que hacen los aliados inmediata, y el estrago que se va a hacer en el feliz pueblo, que está a merced de los extranjeros, mueve a lástima, y aquello infunde un marcial respeto. Por la tarde se avivó más, si posible es, el fuego contra el revellín, y nosotros le dejamos igualmente incendiado al ponerse el Sol, no habiendo dejado de sentirle lo mismo todo el camino, y ya oscurece".

 

29 de Agosto.  

 

             "En San Sebastián continua el formidable fuego de brecha de los días anteriores".

 

30 de Agosto.

 

             "Desde el campamento vi como continuaba el formidable fuego de brecha contra San Sebastián". (su campamento estaba entre Irún y Fuenterrabía).

 

             Los acontecimientos en la frontera acaecidos el día 31 son importantes para el futuro de San Sebastián - Donostia, ya que el intento del ejército galo por liberar la plaza, y el esfuerzo aliado para contener esta ofensiva de Soult, hacen que nuestras armas se cubran de gloria en la batalla de San Marcial. Nuestro Teniente estuvo en esta batalla, y la describe muy detenidamente, hablándonos de sus compañeros muertos y heridos. Una vez derrotada la amenaza, nos menciona un hecho que hasta ahora nos era desconocido:

 

31 de Agosto.

 

             "Todo el Camino Real en Francia estaba lleno de innumerables carros llenos de provisiones, que creyeron sin duda dormir en San Sebastián, pero no se lo permitimos, y retrocedieron a Bayona".

 

             Otro dato curioso que corrobora lo hasta ahora conocido es el de las inclemencias meteorológicas, que fueron especialmente duras para la época del año en que nos encontramos. Esto ocasiona un aumento del sufrimiento de los soldados heridos, incomoda a los vivos, y mortificará a los pobres habitantes de San Sebastián, expulsados de sus hogares por el incendio.

 

             "(...) Toda la noche estuvo diluviando e hizo un frio intensísimo, de modo que en ella perecieron los más de los heridos, que quedaban en el campo de batalla(...)".

 

             El Teniente de Lamadrid entiende que el asalto definitivo a la ciudad de San Sebastián tuvo luz verde, y se llevó a término como consecuencia de la victoria española de San Marcial.

 

             "Viendo Wellington lo bien que conservamos nuestra posición, y que el enemigo con todos sus esfuerzos no podía romper nuestra línea, ni arrojar a los aliados de las alturas de San Antón, dispuso se diese el asalto a San Sebastián a las once de la mañana. Así se verificó, perdiendo los aliados en la brecha, y nuevos estorbos, como 2000 hombres, habiendo dado pruebas de su acreditado valor. Los franceses se retiraron al Castillo y dejaron en poder de ellos 270 prisioneros".

 

OILILY021     

             Acuarela de Pasquieri, del año 1829, que representa seguramente el ataque fallido del 25 de Julio. El espectáculo sería exactamente igual el 31 de Agosto, ya que las tácticas empleadas fueron las mismas.

 

             Seguidamente nos deja otra "perlita" sobre la conducta de los británicos con respecto a sus tropas aliadas:

 

             "Los portugueses creo que pagaron muy bien el palo, como les ha sucedido otras veces, pues los ingleses, a lo Napoleón, exponen bastante a los aliados o extranjeros".

43037702

 

             En este caso es injusta, ya que las tropas inglesas sufrieron enormemente en sus filas la tenaz resistencia de los franceses. No digo que en otros lugares su conducta no haya sido como se expone, pero en el caso de San Sebastián, el ataque a los puntos más peligrosos la realizaron las tropas del Reino Unido.

 

             Por haber estado en la batalla de San Marcial, nuestro Teniente se refiere a los hechos finales del asedio solamente de oídas, pero expresa claramente su indignación, que como es de suponer se extendería al resto de tropas españolas, lo que perjudicaría las ya precarias relaciones de nuestras tropas con los ejércitos aliados.

 

             "Los excesos que cometieron los ingleses, como los portugueses, no tienen cuento, y jamás estas dos naciones se quitaron el horrible borrón que aquí echaron a sus glorias. Cual si la infeliz ciudad fuese de enemigos, los más implacables la saquearon cruelmente, mataron a varios de sus desdichados moradores, y por último la incendiaron, quedando esta hermosa población hecha ceniza, excepto unas 34 casas. Estos despiadados aliados sobrepujaron en maldades a las inmediatas que han cometido los franceses en tantas partes de la pobre, más invicta, España, y que se creían inimaginables por otros que éstos. No hubo doncella, casada, ni niña que no experimentase su brutalidad. Y, en fin, ellos robaron, mataron, incendiaron e hicieron con esta ciudad amiga lo que apenas puede imaginarse hacible (sic) en la más contraria.

 

             No hablo de que para esto hubiese motivo alguno jamás, y todos los descargos que han dado los ingleses después son frívolos, y nunca podrán lavar esta mancha".

 

             Sobre la premeditación británica para quemar la ciudad, nos da una pista más, que corrobora las teorías que afirman que se trató de un hecho claramente programado. Atendamos:

 

             "Cuando el 28 estuve viendo su sitio, un paisano del mismo San Sebastián que se había fugado de la Plaza después de roto el fuego, me dijo: Señor parece ser que los ingleses quemarán la ciudad luego que la toman, según he oído. Estas fueron sus palabras, que nunca creí, y trate de que hiciese él lo mismo, y las que después he recordado varias veces.  Sea como quiera, lo que es cierto y ciertísimo es que San Sebastián no existe y que lo debe a los aliados. Si para esto hubiere alguna rozón, lo ignoro".

 

             A partir de aquí, informo al lector que desconozca en profundidad los hechos que acontecieron, que la guarnición francesa, o mejor dicho, los restos de esta, se replegaron al monte Urgull y su Castillo, que domina toda la ciudad.

 

             Nuestro Teniente sigue detallando el mal tiempo que hace.

 

1 de Septiembre.

 

             "(...) el agua que cayó toda la noche y el frio intensísimo que hizo".

 

4 de Septiembre.

 

             "Mucho fuego contra el Castillo de San Sebastián".

 

             Ese día se desplaza por el Camino Real hacia Hernani, y describe los carros llenos de heridos producidos en el asalto a la ciudad del día 31 de Agosto.

 

             "Cerca de Hernani encontré una porción grande de carros llenos de heridos, ingleses y portugueses, de los del asalto de San Sebastián. Eran muy cómodos, como hechos al efecto, con cubierta, porque ni el Sol ni el agua les ofendiese, en cuatro ruedas, e iban echados y con la mayor comodidad. También hallé bastantes españoles heridos que iban en los carros del país, que son pequeños y muy incómodos, e iban sufriendo toda intemperie de calor y agua, que hubo mucho hoy de una y otra. Todas las casas de esta villa están llenas de oficiales heridos y de familias de San Sebastián, que hay por todas partes porque no tienen ya casa. Da lástima oír las atrocidades que hicieron los aliados en aquella desventurada ciudad".

 

5 de Septiembre.  

 

             "De San Sebastián se ha sentido bastante fuego".

 

7 de Septiembre.  

 

             "Mucho fuego en San Sebastián".

 

8 de Septiembre. 

 

             "Después de comer salí en el caballo del Capitán (estaba en Urnieta) y traje una malísima tarde, no cesando de llover ni un momento. Toda la mañana se sintió un fuego el más continuo, y espantoso, contra el Castillo de San Sebastián. Por la tarde ni un tiro".

 

9 de Septiembre.  

 

             "Se rindió el Castillo de San Sebastián ayer por la tarde, después de capitular la guarnición que quedó prisionera de guerra, y era de 1300 hombres, 800 sólo útiles con su gobierno el general Rey que quedó en esta plaza con 3000. Los aliados bien habían perdido un doble, pero al fin ya no tenemos este estorbo, y podremos progresar algo( ...)".

 

             Los aliados comienzan a irse, la ciudad se queda.

 

 OILILY027

 

10 de Septiembre.  

 

             "Pasó por aquí una brigada portuguesa de las del sitio de San Sebastián que va para Vera. Buena Gente".

 

  000898

 

Compartir este post

Repost 0
Published by comedurasdetarro - en HISTORIA de SAN SEBASTIÁN
Comenta este artículo

Comentarios

Ibon 08/11/2013 20:19

Hola:

Felicidades por tu blog. Está muy bien hecho, muy completo e informativo y con sensibilidad.

Me ha gustado mucho el estudio sobre el diario de Lamadrid, sobre todo por corroborar desde fuentes militares españolas contemporáneas a los hechos que la destrucción de SS fue completamente
indiscriminada y que además seguramente fue hecha con premeditación y alevosía.

Sólo una cosa que no tiene ninguna importancia: No creo que en SS los británicos se expusieran más que los portugueses, pues creo recordar que éstos tuvieron que vadear el Urumea bajo fuego enemigo
única y exclusivamente para distraer a los franceses mientras que los británicos atacaban la brecha principal. Sólo que cuando éstos subieron al alto de la brecha se encontraron, oh, sorpresa, que
era más difícil de lo que pensaban penetrar en SS y ahí empezó el baile que no tenían programado. De todas maneras, los que iban al frente, tanto en el ataque del 25 de julio como en el de 31 de
agosto eran los escoceses, carne de cañón, sobre todo highlanders, que no hacían más que molestar al gobierno de Su Graciosa en Escocia, así que no estaría de más librarse de alguno de éllos, al
igual que de algunos irlandeses, ingleses propiamente dichos, etc.

Bueno, a saber. Lo dicho, felicidades por tu blog,

Un cordial abrazo

JOSE M GUERRERO ACOSTA 05/08/2013 18:25

Estupendo blog, muy completo y bien ilustrado. Muy interesante los extractos del fantástico trabajo sobre el diario de Lamadrid. ¿de donde procede la fotografia? muchas gracias

De Qué Va Esto?

  • : PONIENDO ROSTROS
  • PONIENDO ROSTROS
  • : CURIOSIDADES Y FOTOGRAFIAS RELACIONADAS CON LA HISTORIA ANECDOTAS DE MI CIUDAD SAN SEBASTIAN ARTICULOS E INVESTIGACIONES SOBRE TEMAS HISTÓRICOS DEL CASTILLO DE LA MOTA DE SAN SEBASTIAN - DONOSTIA.
  • Contacto

Me Presento

  • comedurasdetarro
  • Mi Nombre:
JOSÉ MARÍA LECLERCQ SÁIZ
Arqueólogo por titulación, historiador por afición.
  • Mi Nombre: JOSÉ MARÍA LECLERCQ SÁIZ Arqueólogo por titulación, historiador por afición.

COLABORACIONES CON MEDIOS

220px-Captain Sir George Ralph Collier

He sido invitado al programa "La Mecánica del Caracol" de Radio Euskadi, para aportar mi visión diferente del Asedio de San Sebastián de 1813 y del Cementerio de los Ingleses del Monte Urgull de la Capital donostiarra.

 

Aquí os dejo el enlace: (es a partir del minuto 26)

 

http://audios.ak.cdn.eitb.com/multimedia/audios/2013/09/05/1183446/20130905_17290709_0006216797_002_001_MECANICA_5_9.mp3?__utma=197087544.815877857.1378409429.1378409429.1378454323.2&__utmb=197087544.2.10.1378454323&__utmc=197087544&__utmx=-&__utmz=197087544.1378454323.2.2.utmcsr=eitb.com|utmccn=%28referral%29|utmcmd=referral|utmcct=/es/radio/radio-euskadi/programas/la-mecanica-del-caracol/&__utmv=-&__utmk=131552463

Busca Y Encontrarás

Páginas